BC3. Basque centre for climate change – Klima aldaketa ikergai

Cabecera research
  1. Inicio
  2. Investigación
  3. Clima y Entorno Natural

Clima y Entorno Natural

El cambio climático tiene impactos complejos para el bienestar humano. Una conexión clave es a través de sus efectos en el capital natural (recursos naturales y ecosistemas).

BC3 trabaja en el estudio científico de la interrelación entre el cambio climático el medioambiente que, en última instancia, afecta al bienestar humano. Una de nuestras líneas transversales de investigación es “Clima y entorno natural” (CNE). Esta línea aborda las interconexiones entre cambio climático, capital natural y los beneficios que de ellos se derivan en términos de bienestar humano. La línea de investigación CNE se centra en el papel que representan los recursos de capital natural (reservas de recursos naturales) y los flujos de los beneficios que se derivan de su gestión (servicios de los ecosistemas), así como las formas en las que interactúan con el cambio climático. Así pues, la línea de investigación CNE de BC3 comprende dos ámbitos de investigación: Recursos naturales y Servicios de los ecosistemas.

Forest

El objetivo general de la línea de investigación Recursos naturales (NR) es investigar los vínculos entre cambio climático y la formación, agotamiento y explotación de las reservas naturales de recursos bióticos y abióticos. En estas investigaciones tenemos en consideración aspectos físicos, ecológicos, sociales y económicos, todos de gran importancia en la toma de decisiones, tanto en el ámbito local, como en nacional y el internacional.

Los servicios de los ecosistemas (ES) son los beneficios que las sociedades obtienen de sus recursos naturales. Entre ellos, se cuentan la provisión directa de bienes materiales como comida, combustible y fibras, así como la regulación de eventos no deseados, como cambios en el clima o inundaciones. Además, hay muchos otros beneficios no materiales, como el deleite espiritual o estético, que también se obtienen en la naturaleza.

Al constituir una interfaz que conecta lo científico con lo político, la línea CNE emplea marcos de servicios de los ecosistemas, que le permiten centrarse en conectar el cambio climático con el bienestar humano a través de la gestión de los recursos naturales y los ecosistemas. El lenguaje de los ES es único, ya que, al mismo tiempo, tiene sus raíces en la ciencia y resulta asequible para los responsables políticos. Al centrarnos directamente en los beneficios para los humanos a través de los ES, BC3 permite conectar y conciliar la ciencia en torno al cambio climático y la toma de decisiones políticas, permitiendo que todas las partes puedan comprender las consecuencias de las acciones realizadas.

El ámbito de los ES complementa el campo de los NR dentro de la línea CNE, al aunar de forma transversal los dos elementos focales de la investigación climática (mitigación y adaptación). Además, este ámbito tiene una estrecha conexión con la visión del centro, que busca ofrecer asesoramiento político basado en los últimos avances en la ciencia climática. Como ámbito estratégico de investigación, la investigación de los servicios de los ecosistemas aborda ambos aspectos de la respuesta al cambio climático: En lo que respecta a la mitigación, la absorción y almacenamiento del carbono en los bosques tiene un papel crucial, además de la regulación de las emisiones de otros gases de efecto invernadero que no son CO2.

 

Por su parte, en lo que respecta a la adaptación, la gestión de los servicios de regulación (como en el caso de la regulación de tormentas e inundaciones o los ciclos de los nutrientes) y los servicios de provisión (como el suministro hídrico y la producción alimentaria) es primordial para toda estrategia integral de adaptación basada en los ecosistemas.

En lo que respecta a la visión de BC3 en materia de políticas, la línea de investigación CNE emplea la interrelación entre NR y ES, por su protagonismo en las iniciativas e instrumentos políticos y las políticas a niveles regional, nacional e internacional. La utilización del planteamiento complementario entre NR y ES permite transmitir a los responsables políticos la importancia de entender de forma conjunta el papel y el impacto en los ecosistemas que representan la mitigación y la adaptación al cambio climático, y hacerles ver el coste de la inacción política. Así pues, CNE constituye la clave para crear una robusta interfaz de conexión entre la ciencia climática y los responsables políticos.

Plants

El vínculo entre la gestión de los NR y los flujos de beneficios a través de los ES es un elemento central de la línea CNE. En lo biofísico, la visión de los servicios de los ecosistemas difiere de la ecología tradicional por centrarse, además de en la producción natural de beneficios, en la absorción de sus transmisores físicos (como, por ejemplo, el agua) por parte de la sociedad y en las modalidades de sus flujos de la naturaleza a la población. CNE aborda las interacciones entre el clima y la gestión de los recursos de suelo, agua y residuos, para así alcanzar una mejor comprensión de:

(i) el efecto de los sistemas de producción agropecuarios y forestales sobre la contribución neta de gases de efecto invernadero (GEI).

(ii) las diferentes estrategias para reducir los GEI y adaptarse al cambio climático.

(iii) los potenciales impactos de las políticas climáticas y otras políticas sobre la eficacia de las políticas de adaptación al cambio climático y de mitigación de los GEI.

(iv) los riesgos ambientales que aparejan los cambios en la disponibilidad de los recursos (como, en el caso del agua: sequías e inundaciones).

Vaca2Además de en los NR y ecosistemas terrestres, la línea CNE también analiza las interacciones entre el clima y la gestión de los ecosistemas marinos, con el fin específico de comprender mejor las diferentes estrategias de adaptación al cambio climático y para diseñar nuevos instrumentos políticos que garanticen una condición ambiental óptima para los sistemas marinos. Mediante el análisis de los NR y los ES resultantes, la línea CNE centra sus investigaciones en (i) las contribuciones y reacciones de los ambientes extremos frente al cambio climático, en diversas escalas de tiempo y tamaño y (ii) la vulnerabilidad y resiliencia de los ecosistemas y los recursos naturales frente al cambio climático.

Dado el objetivo general de BC3 de realizar investigaciones interdisciplinarias en materia de cambio climático y, en consecuencia, la necesidad de entre la investigación biofísica, la socioeconómica y la política, la línea CNE pone especial atención en la dimensión humana al, por ejemplo, comprender la percepción y comportamiento de la adaptación a un entorno cambiante, en base a la monitorización y explotación de los recursos naturales. Por ello, la investigación social y económica llevada a cabo en la línea CNE tiene un papel fundamental.

 

 



 
ecmware
Enterprise Platform
[X]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.